El cohousing se basa en una serie de viviendas colaborativas en las que sus residentes tienen total y plena autonomía, lo que favorece un mayor dinamismo dentro de la rutina diaria de las personas mayores de 50 años y tercera edad.

Ante esto, podemos decir que la existencia de viviendas colaborativas en Málaga es la gran alternativa a la soledad. Modelos de cohousing como nuestro Residencial Puerto de la Luz, permite a sus residentes, personas de tercera edad o mayores de 50 años, vivir la individualidad en colectividad.

Las viviendas colaborativas en Málaga, una revolución en la convivencia

La provincia de Málaga es una de las zonas de España que presenta mayor cantidad de servicios y mejor clima a nivel nacional, lo que la convierte en un excelente lugar para vivir.

Mejora la salud de las personas

Numerosos estudios revelan que la independencia y la autonomía de las personas, influye de manera considerable en la salud. Ante esto es importante destacar que la compañía juega un papel fundamental dentro del estado de ánimo de las personas.

Modelos de viviendas colaborativas en Málaga como Residencial Puerto de la Luz, ayudan a prevenir problemas de soledad y mejoran el estado de ánimo de sus residentes, gracias a la compañía y el gran número de actividades que se pueden realizar.

Además, las relaciones de amistad y afectividad que se establecen entre los residentes de este modelo de convivencia, origina que entre ellos quieran cuidarse y estar atentos a las necesidades de sus vecinos, pudiéndose decir, que se convierten en una gran familia.

Total privacidad dentro de las viviendas

Los apartamentos de las viviendas colaborativas en Málaga son totalmente independientes, lo que permite que cada residente tenga su espacio e independencia.

Cada uno es diseñado y pensado según las diferentes necesidades que pueden aparecer una vez se ha instalado la persona en su vivienda. Es por ello que todos cuentan con una única planta, pues permite un mejor tránsito y movilización de la persona en su rutina diaria.

Zonas dónde se crean nuevas experiencias

La existencia de zonas comunes en las viviendas colaborativas en Málaga permite que sus residentes, personas de tercera edad o mayores de 50 años, puedan compartir sus opiniones, realizar actividades en compañía y poder disfrutar de los días soleados sin necesidad de salir del residencial.

Sin duda alguna, las viviendas colaborativas como nuestro Residencial Puerto de la Luz son la mejor opción para combatir la soledad. Cuentas con la independencia de tu propia vivienda a la vez que realizas diferentes actividades con el resto de residentes.

En definitiva, el cohousing, también conocido como viviendas colaborativas, cumple con todas las expectativas que puedan existir. Pues, además de contar con todo lo que una persona de tercera edad o mayor de 50 años necesita para su día a día, mejora el estado de ánimo, fomenta un envejecimiento activo y es una excelente alternativa a la soledad.