Hemos hablado largo y tendido en este blog del cohousing como una tendencia de inependencia y de vida sobre todo, en nuestra perspectiva, para mayores de 55 años, donde se buscan otros objetivos distintos a los de otros tipos de cohousing.

Como alternativa de vida, como objetivo no tanto vital sino de proyecto futuro, el cohousing es algo que se mueve por toda Europa y en los medios de comunicación.

Por ejemplo en la web ecohousing han creado un mapa interactivo del cohousing, destacando como vivienda colaborativa en el que aparece destacado Residencial Puerto de la Luz:

mapa cohousing

Y es que la vivienda colaborativa trasciende lo habitual que se cree destino para las personas que empiezan a rebasar cierta edad. Es ahí donde la voluntad propia insta a buscar otros recursos. Formular un recurso como el cohousing, no es sencillo ni tampoco lo esperable pero forma parte de ese objetivo vital de seguir teniendo garantizada la independencia.

Con respecto a esa independencia habla el “diario.es” sobre la tendencia antiespeculativa, humana y sostenible. En muchas cosas se adentra este artículo destacando:

Al ser un modelo que parte de cooperativas creadas por personas, es decir, horizontal en sus métodos, las fórmulas son variadas pero todas tienen un punto en común: el ‘cohousing’ o vivienda colaborativa es una realidad porque busca vivir de forma “más humana y sostenible” y porque en muchos casos supone también invertir en el futuro asistencial.

Y se adentra más en el concepto con un interesante video:

Además, también en la web Globaliza.com se mencionan las ventajas del cohousing:

¿Cuáles son sus ventajas?

Sentirse autónomo cuando la vejez llama a tu puerta es una idea por la que todos pagaríamos, y precisamente esa realidad es la que te depara en un complejo de vivienda colaborativa. ¿Sabes cuáles son las ventajas que concede?

  • Se desarrolla el sentimiento de comunidad
  • Se define de forma conjunta del reglamento de copropiedad
  • Se selecciona entre todos el diseño de las viviendas
  • Su precio es más rentable
  • Las comunidades se rigen desde perspectivas ecologistas
  • El derecho de uso y goce es a perpetuidad y se transfiere a herederos
  • Los inmuebles están protegidos de gravámenes a la propiedad privada
  • Los impuestos los asume la cooperativa a través de las aportaciones de los socios
  • Se aplican descuentos en servicios de televisión por cable, actividades culturales, deportivas, emergencias médicas…

Fuente: https://www.globaliza.com/noticias/cohousing-para-tercera-edad-en-espana/

Hasta hay un trabajo de fin de grado de la Universidad Politécnica de Madrid, de Laura Sáez de la Plaza, correspondiente a la Escuela Técnica Superior de Arquitectura, y que se puede consultar aquí.

residencial